Cómo cuidar tus uñas acrílicas. Consejos para cuidarlas.

Cómo cuidar tus uñas acrílicas. Si tienes problemas para mantener las uñas largas y bien cuidadas o simplemente te gustan las uñas postizas, sin duda sabrás que las uñas acrílicas son un gran invento.

Y además son fáciles de usar. Sin embargo, su mantenimiento no es tan sencillo, así que no te pierdas estos consejos para cuidar las uñas acrílicas a continuación.

Cómo cuidar tus uñas acrílicas.

Cómo cuidar tus uñas acrílicas.

Mantén tus uñas lo más secas que puedas.

No querrás que el acrílico se levante, lo cual es exactamente lo que pasará si tus manos y uñas se mantienen mojadas constantemente.

Para evitar que el acrílico se levante, prueba lo siguiente:

Sécate bien las manos con un trapo o una toalla de papel, cada vez que te laves las manos, salgas de la ducha o vayas a nadar.

Usa guantes de goma o látex cada vez que laves los platos.

Échate polvo en las manos con un poco de talco para bebés, si tienes las manos húmedas naturalmente. El talco para bebés ayuda a absorber cualquier tipo de humedad.

Lávate las manos con jabón antibacterial.

Las bacterias pueden atacar tus uñas naturales con bastante facilidad, lo que causa daño e infección.

Asegúrate de lavarte las manos, o alterna lavarte las manos con jabón antibacteriano para reducir la posibilidad de una infección bacteriana.

Arregla las uñas dañadas, mejor temprano que tarde.

Si te dañas una sección de la uña, regresa al salón y pídele a una esteticista que te la revise.

Muchos salones arreglan las uñas que se rompen a los pocos días de tu cita inicial, y si no, deberían cobrar menos por un arreglo rápido de lo que normalmente harían.

Cómo cuidar tus uñas acrílicas.

Una vez a la semana, retócalas.

Retoca tus uñas acrílicas aplicándote esmalte de uñas transparente, déjalas secar y límatelas. Vas a preservar la apariencia limpia de tus uñas y ayudarás a que la pintura acrílica dure más tiempo.

Cada dos semanas, ve al salón y haz que te rellenen las uñas.

Rellenarlas ayudará a unir la cubierta de la uña acrílica con tu uña natural, reducirá en riesgo de infección y ayudará a que tus uñas brillen.

Sólo usa quitaesmalte sin acetona.

Si decides quitarte el color, no busques cualquier quitaesmalte viejo. La acetona puede hacer que el acrílico se deteriore, haciéndolo ver mal en las uñas acrílicas.

En su lugar, buscar quitaesmaltes que acondicionen las uñas y las cutículas mientras quitas la pintura.

Mantente alerta por resequedad, enrojecimiento o descamación de la piel.

Busca sequedad, enrojecimiento o descamación de la piel alrededor del acrílico. Esto puede ser un signo de dermatitis por contacto, una señal de que tu piel no reacciona bien al acrílico.

Si tu piel no responde bien al acrílico, deberías suspender el uso.

Aplica loción en las manos y entre los dedos para evitar la sequedad.

Las manos excesivamente secas podrían arruinar la apariencia del acrílico.

Por otro lado, las bacterias y los hongos crecen en lugares húmedos, así que trata de no dejar que tus manos se mantengan húmedas durante largos períodos de tiempo.

Ponle aceite a tus uñas una vez o dos veces al día para mantener la flexibilidad.

Las uñas que no son duras, con el tiempo, se rompen. Ponle aceite a tus uñas con un aceite neutro como el aceite de colza.

 

Síguenos en Nuestro FanPage

También en Nuestro Blog

Add Comment